No compre desodorantes dañinos usa este casero que huele mejor y quita el mal olor en las axilas

La higiene es algo indispensable en la vida de toda persona. A nadie le gusta sentirse sucio o con malos olores. Por eso, recurrimos a distintos productos todos los días para bañarnos y limpiar nuestro cuerpo.

Una parte sensible al mal olor son las axilas. Por eso, los desodorantes son muy populares en nuestros días. Pero ¿sabías que te puedes ahorrar un montón de dinero preparando tus propios desodorantes caseros? El día de hoy te hablaremos de varios de ellos que te serán de gran utilidad.

Desodorante de bicarbonato y maicena

El bicarbonato de sodio es un ingrediente famoso por sus propiedades antisépticas. Gracias a ello puede acabar con el mal olor en las axilas rápidamente. Pero para potenciar sus efectos, podemos mezclarlo con un poco de maicena y aceites esenciales. A continuación, te explicamos cómo preparar este desodorante casero.

Qué necesitaremos:

– Aceite esencial de árbol de té (10 gotas).

– Bicarbonato de sodio (½ taza).

– Aceite de coco (4 cucharadas).

– Aceite de menta (10 gotas).

– Vitamina E (1 capsula).

– Maicena (½ taza).

Preparación y uso:

Para comenzar, debemos mezclar en un recipiente el bicarbonato con la maicena y el aceite de coco. Cuando consigas una textura cremosa, añadirás la capsula de vitamina E y el aceite esencial de tu preferencia. Este producto lo echarás en un frasco hermético y lo taparás bien para que se conserve. De este desodorante casero tomarás un poco con la mano y lo frotarás sobre tus axilas suavemente.

Aloe vera y aceite de coco

Ambos productos son muy buenos para eliminar el mal olor de las axilas. Ambos cuentan con propiedades antibacterianas que eliminarán las bacterias que provocan el mal olor. Además, pueden nutrir la piel y protegerla las axilas.

Qué necesitaremos:

– Gel de aloe vera (½ taza).

– Aceite de coco (2 cucharadas).

Preparación y uso:

Preparar este remedio es muy fácil. Solo debes poner ambos ingredientes en una licuadora y licuarlos muy bien. Luego, tomarás la cantidad que consideres necesaria y la pondrás en tus axilas. Este proceso lo debes repetir al menos 2 veces al día.

Desodorante de bicarbonato con limón

Este desodorante casero no solo sirve para eliminar el mal olor. Con él también podemos eliminar las células muertas que se acumulan en esta zona del cuerpo. Luego de varias semanas de uso, veremos como la piel de las axilas se va aclarando.

Esta es la razón por la que 1 banana es más potente que 1.000 pastillas parar curar estas enfermedades

Qué necesitaremos:

– Bicarbonato de sodio (2 cucharadas).

– Zumo de limón (½ unidad).

Preparación y uso:

El primer paso consiste en humedecer el bicarbonato con el zumo de limón. Luego, frotaremos la mezcla en las axilas con suaves masajes circulares. Esperamos que actúe durante 15 minutos y nos enjuagamos con abundante agua. Tras aplicar este desodorante, debemos evitar la exposición al sol para que no nos salgan manchas.

Vea también: Si tu rostro esta viejo y machado, lávalo con aceite de coco y bicarbonato de sodio por 7 días

Vinagre de manzana con limón

El vinagre es rico en una clase de ácido natural que neutraliza el pH de la piel y reduce los malos olores. Al combinarlo con el zumo de limón obtenemos el mejor desodorante casero ideal para todo tipo de piel.

Qué necesitaremos:

– Vinagre de sidra de manzana (¼ de taza).

– Botella con atomizador (1 unidad).

-Zumo de limón (¼ de taza).

– Agua (¼ de taza).

Preparación y uso:

Para preparar este desodorante, lo único que debemos hacer es poner todos los ingredientes en la botella. Luego, la agitaremos muy bien para que todos los ingredientes se mezclen. Finalmente, rociaremos un poco de esta sustancia sobre las axilas y la dejaremos secar antes de vestirnos.

Desodorante de aceite de árbol de té

Este aceite es rico en propiedades antibacterianas muy buenas para combatir el mal olor en las axilas. Solo debemos mezclarlo con otro ingrediente suave para aprovechar sus propiedades.

Qué necesitaremos:

– Aceite esencial de árbol de té (20 gotas).

– Agua de rosas (1 cucharada).

Preparación y uso:

Solo debemos poner ambos ingredientes en un recipiente y mezclarlos muy bien. Luego, aplicaremos la mezcla en las axilas con la ayuda de un trozo de algodón. Este proceso lo repetiremos 2 o 3 veces al día todos los días.

COMPARTIR EN: